sábado, 2 de abril de 2016

Centenario del fallecimiento del insigne genealogista Francisco Fernández de Bethencourt

Hoy, 2 de abril del año 2016, se cumplen cien años del fallecimiento del ilustre genealogista Francisco Fernández de Bethencourt.
Nació el 27 de julio de 1850 en Arrecife, Isla Canaria de Lanzarote, hijo de Don Francisco Ramón Fernández Martínez y Delgado, capitán de la marina mercante, y de Doña María de la Concepción de Bhetencourt-Ayala y Mujica , quien era hija de Don José Luis de Bhetencourt- Ayala y Arbelo y de Doña Amara Mujica .Aguilar. http://lopedeclavijo.blogspot.com.es/2013/04/francisco-fernandez-de-bethencourt-i.html
Su fallecimiento se produjo cuando contaba 66 años y había llevado a cabo una prolífica obra genealógica e histórica

La Real Academia de la Historia recogió la noticia de su fallecimiento con la siguiente publicación:

NECROLOGÍAS
La Real Academia de la Historia acaba de perder otro de sus individuos:
el Excmo. Sr. D. Francisco Fernández de Béthencourt († 2 de Abril),
que venía desempeñando el cargo de Censor, en que sucedió al Excelentísimo
Sr. D. Francisco Fernández y González, habiendo sido reelegido en él diversas ocasiones.
La Historia académica del finado comienza desde 1879, en el cual á
propuesta de los Sres. D. Pedro Sabáu, D. Vicente de la Fuente y don
Juan Facundo Riaño, fué propuesto para Correspondiente en Santa Cruz
de Tenerife, como autor del Nobiliario y Blasón de Canarias y el Diccionario
histórico, biográfico, genealógico y heráldico de la misma provincia.
Su elección se verificó el 12 de Abril del año referido.


Establecido después en Madrid, y habiendo comenzado á publicar la
Historia genealógica y heráldica de la Monarquía Española, Casa Real
y Grandeza de España, al ocurrir el fallecimiento del numerario D. Vicente
Barrantes, fué propuesto en 18 de Noviembre de 1898, por los se-
ñores D. Antonio Rodríguez Villa, D. José María Asensio y D. Joaquín
Maldonado Macanaz, para ocupar su vacante; pero entonces no obtuvo la
plaza, que en votación. nominal se otorgó al Marqués de Monsalud, don
Mariano Carlos Solano y Gálvez. Dos años después, á la muerte del numerario
D. Celestino Pujol y Camps (28 de Diciembre de 1891), y del
electo para sucederle, Excmo. Sr. D. Isidoro de Hoyos, Marqués de Hoyos
(8 de Abril de 1900), fué propuesto de nuevo en 25 Mayo por los se-
ñores D. Antonio Sánchez Moguel, el Marqués de Laurencín, D. Antonio
Rodríguez Villa y D. Juan Catalina García, verificándose su elección el
1.º de Junio, tomando posesión de su silla el 29 del mismo mes y año, y
contestándole en nombre de la Corporación el Excmo. Sr. D. Francisco
R. de Uhagón, firmante de la propuesta definitiva.
En la propuesta de 25 de Mayo de 1900 se le designaban los cargos y
distinciones honoríficas siguientes: Presidente de Honor de la Academia.
Imperial y Real Adler de Viena, Presidente de Honor de la del Consejo
Heráldico de Francia y Miembro de la Academia Heráldica de Pisa y del
Instituto Heráldico italiano, consignando además que había publicado desde
1878 á 1887 siete tomos del Nobiliario y Blasón de Canarias; desde
1880 á 1890, once tomos del Anuario de la Nobleza de España y desde
1897 la Historia genealógica y heráldica antes mencionada. A estos títulos
añadía él mismo, en carta particular dirigida al Secretario de la Academia,
D. Cesáreo Fernández Duro, los de Gentilhombre de Cámara con
ejercicio de S. M. el Rey, desde 13 de Enero de 1895, y Gran Cruz de la
Concepción de Villaviciosa de Portugal. Posteriormente hizo constar él
mismo también en nuestro Anuario los títulos de Individuo de número de
la Real Academia Española (elegido en 27 de Noviembre de 1913, habiendo
tomado posesión de la silla, letra K, el 10 de Mayo de 1914), ex
Diputado á Cortes y ex Senador del Reino, y Gran Cruz de la Orden de
San Olav de Noruega, con otras distinciones heráldicas y académicas de
Sevilla, Córdoba y Tenerife.
El periódico La Epoca del lunes 3 del corriente, ha dado de Fernández
de Béthencourt los siguientes datos biográficos: «Nació en Arrecife de
Lanzarote (Canarias) el 27 de Julio de 1851. Pertenecía á una hidalga familia
de aquellas islas, de la que heredó la estimación que en su tierra natal
gozaba, y que recientemente se exteriorizó en un brillante homenaje
que se le tributó al verificar á su país la última visita. En Arrecife hizo sus
estudios y comenzó su labor histórica y literaria, siguiendo naturales inclinaciones.»

Ocho Discursos leyó en la Academia de la Historia y están impresos
en sus respectivas colecciones: el de recepción, cuyo tema fué La Genealogía
y la Heráldica en la Historia, otro (9 de Mayo de 1905), para conmemorar
el tercer centenario de la primera aparición del Quijote. Los seis
Discursos restantes fueron de contestación en las recepciones de los numerarios
Sres. Novo y Colson, Duque de T’Serclaes, Marqués de Polavieja,
Marqués de Villaurrutia, Obispo de Madrid-Alcalá y General Martín
Arrúe.
Sus últimas obras publicadas han sido un folleto titulado La Corona y
la Nobleza dé España y el libro titulado Principes y Caballeros, recolección
de varios escritos suyos dispersos en publicaciones periódicas.
Al relatar La Epoca la conducción de su cadáver á la última morada en
el Cementerio de San Justo, dice. «Presidían el duelo el Obispo de Madrie
Alcalá, el Director de la Academia Española, D. Antonio Maura, y
en nombre del de la Historia, su Secretario accidental, Sr. Pérez de Guzmán
y Gallo, los individuos de su familia, D. Antonio Domínguez, don
Diego de los Ríos y D. José Orozco, y los que fueron sus amigos íntimos
el Conde de Romilla y D. José de Roda.» La Comisión oficial de la Academia
de la Historia la completaban los Sres. Herrera, Conde de Cedillo
y Barón de la Vega de Hoz, pero de la numerosa y distinguida comitiva
formó parte toda la Academia. El Sr, Maura y el Sr. Pérez de Guzmán,
con los académicos D. Emilio Cotarelo, de la Española, y Herrera, Conde
de Cedillo y Laiglesia, de la de la Historia, con otras ilustres personas,
no abandonaron su puesto hasta quedar completamente cerrada su sepultura.
Su labor y méritos merecen un recuerdo indeleble.

Nos hemos adherido a la celebración invitados por la  SEGEHECA, Sociedad de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Canarias, en un justo y merecido homenaje denominado 2016: Año Genealógico Francisco Fernández  Bethencourt.
¡¡Felicitaciones  a todos los organizadores por tan noble iniciativa!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada