martes, 13 de enero de 2015

Metas y buenos propósitos para el año

Ya han transcurrido 13 días de este nuevo año y ¡no he publicado nada para ustedes! Es que entre trabajos de fin de año (informes, metas, etc), la Reunión Familiar Anual ¡que estuvo muy hermosa! y otras cosas el tiempo se ha ido volando...

Pero es una muy buena oportunidad para hablar de nuestros buenos propósitos para este año, de nuestros planes y metas y de todo aquello que queremos lograr para nuestra vida.
Hace unos días tuvimos la oportunidad de participar de la clase desde La Biblioteca de Historia Familiar, la cual impartió Arturo Cuéllar  "Meta genealógicas para 2015" que estuvo buenísima.
http://goo.gl/iZRqMa Además en este mismo enlace podrán encontrar una serie de clases de Historia Familiar.
Pero hablando de metas hay mucho que podemos hacer y planificar para que nuestro año personal vaya bien.
www.taringa.net
Cada año hago mi lista de metas a lograr en varios aspectos y las separo por item o ámbitos. Durante el año voy chequeando y al final hago la evaluación. Cada meta no lograda pasa automáticamente a primer lugar para el nuevo año.  A lo mejor muchos de ustedes lo hace de esta forma y sabrán de que hablo.
Mi visión es superarme a mi misma, superar lo que he logrado hasta el momento, ser mejor de lo que he sido; perdonarme por mis descuidos y negligencias y abandonar aquello que no está bien; superar mis debilidades y volverlas fortalezas...
Y por sobre todo, no fijarme en los logros ajenos para superar a esa persona. Una vez leí algo muy sabio  de Og Mandino " El sobrepasar los hechos de otros carece de importancia; el sobrepasar mis propios hechos es lo que significa todo". Y en el fondo, sabemos que es así. El sabor de nuestros propios logros, por pequeños que estos sean dejan una sensación placentera.
www.todamejeresbella.com
No debe importarnos lo que esté logrando nuestro vecino, colega o amigo salvo que sea para felicitarlo, aplaudirlo o admirarlo. Cualquier otro sentimiento ante los logros ajenos nos hace ser menos de lo que podemos ser, nos hace empequeñecer, y no estamos poniéndonos en el lugar del otro. Deberíamos preguntarnos en ese momento: ¿Cómo me sentiría yo haciendo o logrando esto?     ¿Qué me gustaría recibir de mis amigos? Por fin logras publicar tu libro, que tanto te costó..¿que sientes? Pues, eso mismo siente quien lo está publicando ¿porqué no darle tu apoyo, tu felicitación, tu aplauso? ¿Crees que al hacerlo te verás inferior?  Pues, te engañas rotundamente...
Cambiar la envidia por la admiración; la primera, envilece; la segunda, ennoblece.

Que este año que recién comienza podamos ir juntos adelante como una gran hermandad, que podamos ayudar a nuestros compañeros de ruta, ponernos en su lugar, alegrarnos con ellos por sus logros, levantarlos con nuestro amor si se sienten débiles y ser mejores de lo que hemos sido hasta ahora. Sólo de esta forma podremos sentir que hemos progresado y que este nuevo año nos despide en el próximo diciembre como personas más valiosas y mejores aporte a este mundo en que vivimos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada