sábado, 2 de agosto de 2014

Archivos Ambulantes por todo el Mundo

¿Cuantos de quienes hacemos genealogía no hemos soñado con encontrar un tesoro olvidado en algún lugar, lleno de información, de fechas, de nombres, de acontecimientos de la familia? ¿Un tesoro que incluyera los nombres de nuestros antepasados directos y colaterales? ¿Un tesoro con historias, nombres de lugares donde vivió la familia;  información de los rasgos físicos de los que partieron, costumbres de la época, eventos nacionales o mundiales en el tiempo en que vivieron los ancestros? Un tesoro que nos hiciera saber acerca de las ocupaciones de la familia, de los oficios, y de cómo se realizaban, de las herramientas que se usaban...
Un tesoro que incluyera cartas y notas, apuntes variados; fotografías y esquelas, invitaciones, tarjetas de saludo por cumpleaños u otro, encintados de matrimonio....
¿Se imaginan encontrar todo eso??
Pues, les cuento la buena nueva ¡¡¡¡ Yo lo encontré!!!!    ¡ Y no sólo un tesoro, sino que tres de ellos!!!  No lo podía creer ....Si, hace varios años. Tenía TODAS esa cosas y muchas más!!!!!   Siempre estuvo ahí...... y yo no lo sabía.......¡¡¡¡ Estaba en mi propio hogar, en mi casa paterna!!!!.... ¡¡ Y en la casa de mis abuelos...!!!
Ah!! como he disfrutado esos tesoros....¡Cuanta información me han traído, cuantas cosas totalmente ignoradas y jamás imaginadas! ¡Cómo he viajado con la imaginación al enterarme de todo ello!
Cuantos tesoros tangibles e intangibles que han contribuido a acrecentar mi propio "tesoro"

Quisiera, con todo mi corazón, que cada uno de ustedes, quienes me están leyendo, pudieran tener esta misma experiencia, que pudieran encontrar su propio tesoro lleno de sorpresas , de incontable información y de emociones desconocidas. Que pudieran disfrutar como yo he disfrutado de un descubrimiento similar.
Quiero compartirles lo que yo he encontrado en los  míos:

  • Una inmensa cantidad de nombres de familias completas ( padres, hijos, abuelos, bisabuelos, yernos, nueras, tíos, etc) 
  • La historia de las migraciones de las familias.
  • Las distintas nacionalidades de los ancestros.
  • Una línea natural proveniente de ricos terratenientes y la protección que brindaron a sus hijos.
  • Los apellidos que se han castellanizado.
  • Gran cantidad de relatos familiares y sabrosas anécdotas  
  • Los nombres de los cementerios donde están sepultados.
  • Los oficios que tenían, tanto los hombres como las mujeres.
  • Numerosas cartas y tarjetas.
  • Revistas y libros
  • Fotografías y retratos
  • Objetos varios
  • Las clases sociales existentes en la familia
  • Enfermedades recurrentes y causas de muerte
  • Costumbres de antaño (¡que jamás imaginé!)
Verdaderas instituciones archivísticas ambulantes que se deterioran con el paso de los años...

La Señora Ema Perez Moya viuda de Wittke, de 96 años, residente junto a su familia en la ciudad de Arica, Chile, 

y que un día ya no estarán más con nosotros...
¿donde se encuentran estos "archivos"? En casa, o en casa de los abuelos, o de los tios u otro familiar, o a lo mejor en un "Asilo de Ancianos"
No los dejemos partir llevándose con ellos todo ese inmenso caudal de información que poseen en sus memorias y que guardan en sus hogares.Los tesoros que ellos han guardado por años, recuerdos de los hijos de cuando eran pequeños, cartas, fotos y que cuidan celosamente en cajitas "misteriosas" (al menos así me lo parecen).  No pasemos por la pena de saber que quien los cuidaba decidió quemar todo aquello tan antiguo, o tirarlo..Aprovechemos de atesorar todo esto que es la memoria de la familia para poder continuar la historia...

1 comentario:

  1. AH...yo también quiero encontrar un tesoro así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar