viernes, 21 de marzo de 2014

¿Cuántas generaciones vivas hay en su familia?

No es algo muy extraño en este tiempo ver convivir más de tres generaciones juntas. Lo normal en la vida de las familias es tener a los abuelos vivos, o a algunos de ellos. Es así como podemos encontrar tres, cuatro y hasta cinco generaciones juntas, sin que a veces nos demos cuenta cabal de lo que esto significa.
En muchas oportunidades, al conversar con algunas personas acerca del tema, les pregunto si han tomado una foto de todas sus generaciones. Me contestan, generalmente, que siempre cuando se reunen toman varias de ellas. Pero indagando un poco más, lo que hacen es tomar fotografías del evento, con todos los presentes mezclados. 
Es entonces cuando les comento lo hermoso que sería que tuvieran una foto de recuerdo, antes que la persona mayor de la familia parta de esta tierra. Y que sea una foto donde claramente se vean las diferentes generaciones. Les traspaso la idea de que en el futuro constituirá una verdadera reliquia, tener representadas en una sola fotografía las diferentes generaciones que tuvieron el privilegio de vivir juntas al mismo tiempo.
Cuando las personas están con nosotros como que  no valoramos el hecho que esté, eso generalmente se valora cuando "ya no está", es ahí donde nos damos cuenta de todas las cosas que pudimos hacer con y para esa persona.
Una de esas cosas que podemos lamentar mañana, entre muchas otras, es no haber tomado esa foto especial con la abuela.
A lo mejor ahora no parezca algo de mucha importancia, es posible que el hecho de tener a la abuela y verla a menudo impida ver más allá de este tiempo presente. 
A lo mejor la abuela puede no tener el mejor de los genios, es posible que hasta nos enfade con las cosas típicas de la ancianidad, de repente podemos sentirnos abrumados por sus demandas, pero...es la abuela (o abuelo), la fundadora de esta familia nuestra, la que ha visto pasar delante de sus ojos todas estas generaciones, la que a lo mejor ya está cansada del trabajo de toda una vida...
A lo mejor ella añora esos tiempos lejanos, idos ya, cuando criaba a sus hijos.
No importa el tipo de abuela que sea o haya sido, lo que importa es que aún vive, que aún nos acompaña y que representa el nexo entre la nueva generación y las que ya han partido, es el eslabón que nos conecta con nuestros antepasados.
No podemos permitir que se vaya de esta vida sin dejar un recuerdo grabado con su descendencia.
Ni tampoco permitirle que se vaya sin habernos transmitido sus experiencias, sus recuerdos, sus historias.
No podemos permitir que todo el caudal de recuerdos se vayan con ella.
Ahora es el tiempo para estas cosas, ahora es el tiempo para compartir con ella, para escucharla y para tomarnos por fin, esa foto que se transformará, con el paso de los años, en un verdadero tesoro.

Solicité algunas fotos a modo de ejemplo, las cuales me fueron proporcionadas con muy buena voluntad, y ahora las comparto con ustedes
  
De derecha a izquierda: Clara Uslar, bisabuela;  Miriam Salazar Uslar, abuela;  Soraya Sepúlveda Salazar, madre;  y Javiera Varela Sepúlveda, hija.  Residentes en Chillán, VIII Región, Chile

De izquierda a derecha: Patricio Olivares Ponce; su madre, Rosa Ponce Alvares; su hijo, Claudio Olivares Valenzuela y su nieta, Rafaela Olivares Espejo. Residentes en Curicó, VII Región, Chile

5 Generaciones, de izquierda a derecha: Ema Pérez Araya,  de 96 años cumplidos este año 2014; Yolanda Wittke Pérez, Cristina Valenzuela Wittke, Marcela Amigo Valenzuela, y en brazos, Agustín Toledo Amigo, quien ya tiene casi  2 años. Residentes en Arica, I Región, Chile.

Agradecemos a  Miriam Salazar Uslar, a Patricio Olivares y a Cristina Valenzuela Wittke  por enviar las fotografías de sus familias, las cuales han colaborado para que este artículo pudiera ser  publicado.

Debo comentar que con la Familia Valenzuela, de Arica, me unen lazos de gran amistad y tenemos muchísimos y lindos recuerdos de aquellos años en que vivíamos en la misma ciudad.

Con la familia Salazar  vivimos muy cerca acá en Chillán y puedo ver a cada una periódicamente. Nos recibieron muy cariñosamente cuando llegamos de Arica y han sido buenos amigos.

La familia de Patricio Olivares, es mi amada familia.

A lo mejor en el futuro, estas fotos sean algo así como esta: ¡Una verdadera reliquia!
En esta aparecen mi abuela (la joven de la derecha), mi bisabuela (sentada al lado izquierdo) , y mis tatarabuelos, sentados al centro.


Y en su familia ¿Cuántas generaciones vivas hay? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada