viernes, 18 de octubre de 2013

La Catedral de la Magdalena, Misa el día sábado14, como parte de la Conferencia Iberoamericana


Parte del Programa de la Conferencia Iberoamericana incluía una misa, a las 19 horas, en The Cathedral of the Madeleine, en 33 East South Temple Street, de Salt Lake City, después de terminadas las clases del día sábado 14, como se puede apreciar en la siguiente imagen:
(También aparece una marca en la clase que tuve el privilegio de impartir ese día)
Pero el respeto,  la cooperación y el intercambio entre ambas confesiones religiosas ha sido continuo y es una de las políticas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.  No solamente con la Iglesia Católica, sino que con todas las religiones.
Anteriormente, el padre Javier, de dicha Catedral, había sido invitado a dirigir la palabra a los asistentes a la conferencia. El habló de la unión , la cooperación y el amor que debe reinar entre todos los hijos de Dios y tuvo palabras de afecto y amistad para con la Iglesia de Jesucristo.
Luego de sus palabras, oró por el bienestar y por todas las cosas que hacen que este mundo sea un lugar mejor para vivir. Sus palabras fueron muy sinceras y llenas de amor. Esta oración había sido anunciada por el anfitrión de la conferencia al comenzar esa jornada.
El padre Javier, dirigiendo la palabra 
Leyendo unas citas

El padre Javier, sentado en la primera fila del salón, en el transcurso de las ponencias


Lamentablemente no pude asistir a la misa programada, las clases terminaron a las 17 y la misa era a las 19, por lo tanto, había dos horas de diferencia entre ellas. Los amigos con quienes nos quedábamos mi hijo y yo durante el tiempo de la conferencia, nos fueron a buscar y nos llevaron a cenar a un lugar llamado Tucanos, tenedor libre.. y la hora se fue sin darnos cuenta.
Como mi deseo era haber asistido a la misa acompañando a los conferencistas, fui más tarde a conocer la Catedral. Era un edificio magnífico, hermoso e imponente.










Entramos, mis amigos y yo,  y fuimos amablemente atendidos por las personas que recibían a los visitantes, quienes nos entregaron un programa de bienvenida.
                                                                                                                                         
Este es un tríptico que contiene la música, los anuncios y varios relacionados.
                                 
                                                                                                                                                       Las inmensas y pesadas puertas de la
                                                                                                                           entrada guardaban dentro de si un cúmulo de                                                                        sensaciones...      
Una vez adentro pudimos obtener algunas fotografías de la majestuosa Catedral , la que destaca por una arquitectura de gusto exquisito, la decoración, las obras de arte por doquier.
La gente comenzaba a llegar a la misa de ese día, desconozco el horario de esta misma pero eran pocos los que se encontraban en la iglesia a esa hora.
Tomé las fotos que deseaba desde la parte trasera y por no interrumpir a quienes estaban presentes, nos retiramos del lugar..
La Iglesia Católica en pleno corazón de Salt Lake City, un estado colonizado y creado por  "los mormones"
La construcción comenzó en el año 1900 y fue terminada en el 1909. Es la madre iglesia de la  diócesis Salt Lake City que comprende todo el estado de Utah.



.



Al estar allí dentro pude recordar mi infancia, aquel tiempo, lejano ya, en que de la mano de mi padre, junto a mi madre y hermanos mayores,  asistía en mi propio país y cuidad  a los servicios de adoración de la congregación local....La Iglesia del Carmen, enorme, gigantesca para los ojos de la infancia, con su cielo pintado de oro, lleno de angelitos, las borduras recamadas con el dorado metal, las flores que profusamente adornaban el altar, el sol colándose por medio de los ventanales y vitrales, el sacerdote con su sotana y los sacristanes que acompañaban la misa ...El tintinear de las campanillas...  Recordaba el sentimiento especial de mi infancia, de los días domingos por la mañana, mi vestidito de seda y mis zapatitos de charol...Recordé como poco a poco eso fue quedando en el pasado y ya no se asistía como antes...Las razones se pierden en la bruma del tiempo...
La fe de mis antepasados, la fe de mis ancestros, la fe que declaraban en sus solicitudes para pasar a Indias o para algún otro trámite  "declaro que soy cristiano viejo, sin mezcla..."
Fue un acercamiento a todos ellos, a sus creencias, a aquello que fue una parte importante y principal en sus vidas..
Fue emocionante visitar la Catedral de La Magdalena. Al salir llevaba dentro de mi un sentimiento olvidado..., un sentimiento con olor a infancia...

2 comentarios:

  1. Me encantan esos recuerdos Mercedes, la fe de nuestros antepasados, su propia fe que muchas veces inspiró nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sonia, es verdad lo que dices. Eternamente agradecida por mis antepasados. Y la fe de ellos me ha inspirado muchas veces. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar